TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH

Teatro Lagrada ¿Cómo llegar?
Select datetime 5a41acf615ea36d6336cbe90b23c249156ffb1f691d8ae424101b40312c28356

elige una fecha

Select datetime 5a41acf615ea36d6336cbe90b23c249156ffb1f691d8ae424101b40312c28356

elige una hora

Elige tus entradas

Sin numerar

info
7€ x
imprime tu entrada en casa lleva la entrada en tu móvil pago seguro con tarjeta

Final es 8157c2082e0160864fb5e02f8a02346428288c503ccbd92092fced4d5cbddd8d
0€

TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADE...

Ver entradas

Descripción

TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH
TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH
TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH
TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH TASLIMA, CAPERUCITA ROJA DE BANGLADESH


Taslima, nació con la necesidad de profundizar en cuál es nuestra tradición oral, cuales son los iconos, mitos y prejuicios que se siembran en la infancia y quedan arraigados en la edad adulta. Entre esas narraciones están los cuentos, y un cuento interminablemente reescrito y escenificado, “Caperucita Roja”, recogida originariamente por Charles Perrault. Una niña con caperuza roja cruza un bosque para ver a su abuelita enferma, pero el malvado lobo arruina sus planes. Clichés de género y roles de cuidado: “que no se nos ocurra cruzar el bosque solas”, “no te desvíes del camino, un lobo siempre acecha”. 


Taslima nació costurera, por la preeminencia de la industria textil en Bangladesh y la explotación a la que son sometidas sus trabajadoras, muchas de ellas niñas. Tejer suele entenderse en femenino, una tarea básica del género asociado al cuidado, por eso, seguimos construyen- do a Taslima, siguiendo otras historias de costureras como la de las costureras de Venezuela.


TASLIMA es costurera, cose día y noche, noche y día, hasta que un día se queda enredada en el hilo rojo de forro polar que tejen sus manos. Y enredada y más enredada... ¡¡uooooooo patacloc!! Su cuerpo se golpea contra la puerta de la fábrica ¡Y la puerta se abre! Taslima respira y ve el bosque ante sus pies.

¿A dónde ir? Entre tanto trabajo Taslima ha olvi- dado todos los caminos, pero lo que sí recuerda es que nunca ha visto el mar... ¡¡y su abuelita vive al lado del mar!! Una respiración muy honda, dos, tres..¡¡ahora sus pies vuelan!!

Taslima deja la fábrica atrás y se su- merge en el bosque para llegar hasta la casa de su abuelita, caminando hacia el mar, bosque a través...¿Cómo siendo tan pequeña encontrará el camino?

¿Qué personajes la asaltarán en el bosque?

¿Conseguirá Taslima llegar hasta el mar?

 

Cómo llegar

Teatro Lagrada
C/ Ercilla Nº 20
Madrid , Madrid

Organizado por

Teatro LAGRADA

Ver más